Una Colegiata para Antequera

La Real Colegiata de Santa María La Mayor está situada en Antequera, conocida como la colegiata. Fundada por el obispo don Diego Ramírez de Villaescusa que, considerando el aumento de la población de Antequera procura del Papa Julio II en 1503 el permiso para erigir en Colegiata la antigua Iglesia de Santa María de la Esperanza, que tras once años más tarde, el mismo obispo dispone la construcción de una fábrica colegial, que nombró como de Santa María la Mayor.

Construida por el arquitecto Pedro del Campo, es considerada la primera iglesia columnaria construida en Andalucía, y una de las primeras de España. Se realiza entre los años 1514 a 1550.

Hacia 1535 trabaja en ella Pedro López, Maestro Mayor de la Catedral de Málaga, en esta iglesia de planta basilical de tres naves, con una fachada que responde en su composición a la estructura de su planta interior: tres cuerpos verticales cerrados con arcos triunfales, con puertas de acceso desiguales de medio punto que se rematan por nichos avenerados. Y también interviene en la construcción de la iglesia el arquitecto Diego de Vergara, quien se ocuparía de las trazas de su Capilla Mayor.

Su impresionante fachada se articuló siguiendo un esquema del arco triunfal pero reinterpretado a través de modelos catedralicios medievales. La torre, situada a la derecha de la fachada, es una construcción que se realizó a posteriori en el siglo XVII que no sintoniza con el estilo de la obra original. El interior es de una gran pureza basilical con tres naves separadas por columnas jónicas y capilla mayor profunda. Las naves se cubren con armaduras de madera de estilo mudéjar, siendo reconstrucción moderna la del lateral de la Epístola. La capilla mayor, a la que dan luz unas elegantísimas ventanas del tipo florentino, se cubre con una bóveda de nervaduras de estilo gótico múdejar. La sacristía, a la que se accede a través de una bella portada de corte italianizante, se cubre con un artesonado moderno inspirado en modelos serlianos. Las capillas de la nave de la Epístola se cubren con bóvedas de medio cañón acasetonadas, salvo la antigua de Canónigos que presenta una compleja estructura de progenie siloesca. Es de gran originalidad la cantoría de seises rehecha en nuestros días y que se ubica en el primer tramo de la nave de la Epístola inmediato a la capilla mayor. En la nave del Evangelio destaca la antigua Capilla de Ánimas, cubierta con bóveda de cuarto de esfera ya dentro de un neoclacismo propio de finales del siglo XVII. En la plaza donde está situada la colegiata hay una escultura de Pedro Espinosa hecha por Manuel Patricio Toro.

 

Prev Feria de Málaga
Next Teatro Romano de Málaga

Leave a comment

You can enable/disable right clicking from Theme Options and customize this message too.
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
×