La cueva de Trinidad Grund

En el término municipal de Ardales encontramos la Cueva de Trinidad Grund que quedó al descubierto tras el terremoto de 1821 que despejó la actual entrada. Doña Trinidad Grund la adquirió y acondicionó para que pudiera disfrutarse con su visita hacia la mitad del siglo XIX, siendo el complemento perfecto para el balneario de Carratraca.

En 1918 se publican estudios de diferentes figuras pintadas y grabadas en su interior dándole relevancia a la cueva. A pesar de todo esto y de la espectacularidad de la cueva cae en el olvido hasta que en 1985 se retoma el estudio y se reabre al público.

En La Cueva podemos encontrar más de 50 figuras y otros símbolos pertenecientes al Paleolítico Superior (18.000-14.000 a. de C.) en su gran mayoría agrupada en la Galería del Calvario. Encontramos representados en ellas animales, ciervas, caballos, cabras y un pez, en su mayoría labrados con punzones o buriles de sílex. También encontramos figuras pintadas en negro, rojo y ocre-amarillo. Se encontraron diferentes vestigios de época epipaleolítica (8.000 a. de C.) y del Neolítico-Medio-Final (4.000 a. de C.) en las salas que fueron llamadas la del Saco y de Las Estrellas.

En otras galerías más altas se encontraron restos de enterramientos pero en su mayoría los restos datan del Paleolitico Superior hace unos 20000 años.

Desde que se abrió al público de la Cueva de Ardales en 1985, y posterior creación del Parque de Ardales, en 1987, se implanta la idea del turismo local promoviendo las visitas carácter cultural y de naturaleza. Se crea el museo para la conservación de los, en muchos casos, espectaculares restos arqueológicos que se encuentran en la zona, enseñe a los visitantes la gran variedad de recursos naturales, y sirva de punto de encuentro y partida para las diferentes actividades que se organizan en el entorno del Parque.

Muchos de nosotros conocíamos Ardales por el famoso y recientemente restaurado Caminito del Rey pero vemos que en su zona hay mucho más que descubrir, como ejemplo la cueva de Trinidad Grund que os hemos enseñado pero también podemos encontrar otros restos arqueológicos como por ejemplo el asentamiento de Bobastro, antiguo enclave musulmán que en los años de la conquista árabe se estableció en la zona, dando muestra de que lo que hoy conocemos como Ardales ha sido muy importante a lo largo del tiempo, tesoro que hoy en día tenemos al alcance de nuestra mano y a menos de una hora de la ciudad de Málaga.

Prev Terremotos en Andalucía
Next Nieva en Ronda

Leave a comment

You can enable/disable right clicking from Theme Options and customize this message too.
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
×